Páginas

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Otro año que termina...

No estaba seguro de hacer esta entrada en el blog este año pero, en realidad, ha sido leer la del año pasado la que me ha terminado de convencer. Que cosas... se va un año en nada y descubres que apenas si has logrado cumplir con una miserable parte de tus propósitos iniciales... pero ahí seguimos, en la brecha :)

Balance del año...
Pues hombre, no me voy a quejar después de haber leído el balance del 2013 que fue una verdadera mierdaca porquería. La verdad es que este ha sido bastante mejor. 

En lo personal y profesional, sigo en Sevilla currando por pura casualidad. La sustitución del año pasado se prolongó hasta el verano y este año me han vuelto a llamar para sustituir a un compañero del mismo instituto. Al menos no escribo esta vez con el culo en el columpio y ya se que voy a trabajar hasta el verano y que voy a poder disfrutar de unas merecidas vacaciones. La parte mala os la podéis imaginar... de nuevo a más de doscientos kilómetros de mi casa, de mi mujer y de mi hija. Estoy disfrutando un montón estas vacaciones precisamente con lo más sencillo, poder estar con ellas. Por fortuna hay un montón enorme de amigos en Sevilla que hacen más ligeras mis semanas a base de buenos ratos y de rol, ellos saben quienes son y saben lo mucho que se lo agradezco. 

En la parte friki... buf... menudo año más bueno. Salió una segunda aventura mía en la revista Crítico nº 2, "La Niña", para Fragmentos (un juegazo) y hace muy poco Nosolorol ha publicado "Plata de Ley", la campaña autojugable de la que os hablaba en la entrada de hace justo un año. Ha sido una sorpresa que haya salido ésta y no la que estaba prevista, "Paradox", pero son decisiones editoriales en las que yo no decido, de modo que los viajes en el tiempo los tendréis a lo largo de 2015, según ha anunciado ya la propia editorial. Estoy ansioso :D

Por otra parte sigo escribiendo y escribiendo Not Alone. La campaña de la primera temporada está en su fase final, con dos tercios ya terminados y en pleno testeo. El reglamento también va a sufrir una revisión. Si, sigue siendo una adaptación de Fate Core pero tras las pruebas creo que hay cosas que merece la pena ajustar y lo haremos. Ya os iré informando, pero espero que la versión 2.0 del Cuaderno de Rodaje esté lista para verano, junto con la primera temporada de la campaña. A ver que pasa.

Mis planes de la aventura del Siglo de Oro y la de Dreamraiders... bueno, ahí siguen. Metidos a fuego en la cabeza pero sin tiempo para salir. Y mira que he escrito cosas este año pero todas han sido proyectos cortitos entremetidos con Not Alone. Me siento especialmente orgulloso de una aventura para Rol en Vivo que se incluyó en el CD solidario de las Ludo Ergo Sum. Cuando se liberen sus derechos os la dejaré por aquí para que la disfrutéis, mientras tanto, seguro que todavía podéis conseguir el CD de algún modo, no lo se.

Como ya digo, he escrito otras cosillas - las tenéis por aquí para descargar - y me he comprometido con algún que otro proyecto del que todavía no puedo hablar porque apenas si he empezado a juntar unas cuantas letras. Del que si puedo hablar es de Rol School, una iniciativa del canal de +Rolero a la que fui invitado y con la que estoy disfrutando mucho en compañía de la buena gente que se ha reunido ahí. Muy chula la experiencia.

Saliendo ya de la parte egocéntrica, creo que ha sido un año magnífico en cuanto a rol e iniciativas roleras por internet. Hay un montón de blogs, podcast, canales de youtube, patreons, crowdfundings y demás que hacen que apenas te de tiempo a seguirlo todo. Genial. Y por supuesto están las TdN, como cada año, en las que pude saludar, poner rostro y compartir mesa con un montón de gpluseros, una comunidad a la que cada día me siento más unido y llena de gente muy diferente y muy interesante.

Y el año que entra, qué...
Pues más Not Alone, claro. A ver si termino de escribir la primera temporada y desconecto un poco para poder dar comienzo a otros proyectos que también llevarán su tiempo. El problema es que, siendo consciente de mi ritmo a lo largo de este año, terminar lo que tengo planeado me va a llevar, seguro, hasta el verano. De modo que no voy a proponerme mucho más en este año que terminar la primera temporada y centrar mis esfuerzos unos meses en los otros compromisos adquiridos. Seguro que entre medias acabo escribiendo otras cosas porque es mi válvula de escape para desintoxicar. Lo iréis viendo, sin duda.

Y nada más, os dejo hasta una próxima entrada - cuando tenga algo que contar, que ya sabéis que yo no soy de escribir por escribir - nos vemos por ahí, nos leemos por la red y seguimos en contacto.
Que empiece el año con buen pie para todos.

Un saludo!