Páginas

viernes, 3 de julio de 2015

Otro curso termina

Pues sí, otro curso, porque desde hace un tiempo mi vida se mide por cursos escolares y no por años. Este último ha vuelto a ser un gran curso, pese a que de nuevo me ha tocado vivirlo lejos de mi familia, de la que sólo he podido disfrutar en fiestas, vacaciones y fines de semana. Es un rollo. Las he echado mucho de menos. Pero tengo la esperanza de que en un futuro cercano me destinen a un instituto a poca distancia de casa, no tardará demasiado, y entonces todos estos meses de lejanía habrán merecido la pena.

Y entonces, ¿cómo es que ha sido un gran curso? Pues porque aunque no sean mi familia, lo he pasado cerca de gente tan increíble que son capaces de llenar ese hueco o, al menos, de conseguir que el vacío que queda se pueda sobrellevar con facilidad. Los principales artífices han sido mi grupete de juego sevillano (Alberto, Luis e Iñaki), compañeros de partidas, chanzas y tropelías variadas; mis compañeros de piso (Rafa y Tyson), con los que he compartido juegos, carreras, billares y horas de ventilador en estos últimos meses; y otro montón de gente increíble a los que he visto más o menos a menudo, como el genial Ismael, las encantadoras Cris y Marina, o El resto de frikis del Dirigible y el Cuartito de los Roles. Y por supuesto no me puedo olvidar de todos los amigos online con los que también he compartido horas y horas de conversación y juego, desde mis compañeros del claustro de la Rol School hasta las increíbles Viudas de Don Vicente, pasando por tantos y tantos otros.

Ahora toca disfrutar de un merecido descanso con la familia a lo largo de estos meses veraniegos y ya veremos a donde me lleva el destino el año próximo.

Saludos!