Páginas

jueves, 28 de noviembre de 2013

Defínete como máster

Y ¿por donde empiezo?... Yo diria que, por empezar por algun lado, soy un master con mucha experiencia. Eso, aunque tiene sus cosas malas (manias y vicios que uno coje, sobre todo), te da un monton de recursos ya que casi todas las situaciones que surgen en una mesa, ya las has vivido antes y sabes como manejarte.

Me gusta tener la aventura bien preparada, con notas, partes subrayadas, ayudas para los jugadores impresas y todo a mano, para perder el menor tiempo posible en temas que no son de la trama. Tampoco me gusta detenerme a consultar reglas durante el juego. Si alguien la recuerda bien, se aplica y si no, la invento sobre la marcha y a volar. Me gustan las historias pero me cargan las reglas si no dejan que esta fluya.

Me gusta que los personajes esten bien construidos y aprovechar sus historias en la trama. Por esa razon suelo involucrarme en su creacion, y segun el juego los puedo hacer yo directamente, permitiendo (a veces) a los jugadores retocarlos un poco a su gusto. Ademas suelo escuchar a los jugadores y dejarlos interpretar libremente, porque muchisimas veces tienen ocurrencias geniales que son mejores que lo que yo he preparado o lo que viene en el modulo. En esos casos no me importa cambiarlo todo e improvisar lo que haga falta. He llegado a cambiar de malvado en mitad de una aventura solo porque uno de mis jugadores tuvo una ocurrencia mejor.

No tengo preferencias a la hora de elegir una campaña larga o una partida corta. Los dos estilos tienen su encanto. Solo me preocupa que la historia merezca la pena. Ahora mismo estoy en una racha de aventuras cortas y oneshots. Creo que seguire asi una temporada porque me apetece trastear con juegos distintos. Ademas me encuentro comodo en muchos palos distintos: mazmorreo, terror, accion... Quizas soy mas flojo en ambientes tipo "space opera", no suelo dirigir ese tipo de ambientaciones, pero quiero remediarlo :)

No me considero un master demasiado letal. Creo que el riesgo ha de ser real, pero no me gusta que un jugador muera por mala suerte en un punto intrascendente de la trama. Ahi reconozco que procuro que no se me mueran (salvo que se empeñen en ello). Despues ya no tengo tantos miramientos. Eso creo yo, mis jugadores opinan que me estoy volviendo un cabrón con los años ;)

Saludos!