Páginas

lunes, 11 de agosto de 2014

Tierra de Nadie 2014

Han venido y se han marchado en un suspiro, como cabe esperar cuando lo estás pasando en grande. 

Las TdN de este año han sido espectaculares. Tras las del año pasado, que significaron el regreso a unas jornadas tras varios años de ausencia o visitas meramente testimoniales, este año he repetido con todas las de la ley, de principio a (casi, casi) fin. Además de Daniel "Verzobias", este año se ha apuntado también Domingo "Frikitardío", al que no tardaréis en ver por el G+ socializando como el que más.

El alojamiento ha sido de nuevo en el hotel Saydo, un sitio donde se está bastante bien (y bastante poco rato, todo hay que decirlo). Su única pega es que no puede uno hacer una pausa en las partidas para dar una cabezadita rápida porque hay que recorrer unos kilómetros en coche para llegar. Intentamos por todos los medios pillar habitación en el Ceulaj pero ya sabéis lo complicado que resulta (F5... F5... F5...). El jueves pasamos para inscribirnos, recoger la acreditación (todavía me hormiguea el cuello con la sensación de llevarla colgada...) y nos fuimos al hotel a soltar las maletas y comer algo. Allí tuvimos el primer encuentro friki para poner rostro a un Gplusero y conocimos a +Piero Sagi y Valle, con quienes coincidiríamos muy a menudo en los días siguientes. Gente maja de verdad.

Cogiendo fuerzas para lo que estaba por venir
Del almuerzo a la primera cola de las TdN y a reencontrarnos un año después con el inigualable +Borja Aguirre. Saludos, abrazos, charla y a jugar tras un primer rato de cola TdNera, un lugar en el que, a diferencia de lo que pensaba, al final no he pasado tanto tiempo este año... guay.

La primera partida de las jornadas fue a Walhalla, el juego que están creando los chicos de +WalhallaRol, dirigido por uno de sus creadores +Ignacio Sánchez Aranda. Una historia de vikingos hambrientos que aprovechan la posición de su tío para hacerse un hueco entre la élite. Fue divertida aunque me quedé con ganas de tener un poco más de peso en la historia. El sistema de juego no es complicado, en plan d100, que es como un viejo conocido. El sistema de magia es divertido y diferente, basado en la superstición, y el de combate muy letal, quizás demasiado. Estuvimos debatiendo un rato al final de la partida y salieron varias propuestas interesantes para introducir en el playtesting al que están sometiendo al juego.

Tras la partida hicimos un intento fallido de acceder al pabellón a visitar tiendas, pero estaba a punto de comenzar el acto inaugural y no nos dejaron pasar, de modo que nos fuimos al acto inaugural y empezamos a encontrarnos con otros Gpluseros y conocidos de jornadas anteriores, intercambiando abrazos y demás. Tras la (corta) bienvenida nos fuimos a cenar y regresamos para invadir la mesa de mi buen amigo +I.D. Sacaluga y disfrutar de otra partida de Dreamraiders. Que divertido es el puto juego, por los dioses.

Frikitardío, disfrutando de su primera "experiencia Sacaluga"

Tras el primer día de calentamiento, el segundo se las prometía. Este año me he animado, por primera vez, a dirigir unas partidas en las TdN donde, además, dos de ellas iban a ser la presentación en sociedad de Not Alone. La verdad es que tenía un hormigueo en el estómago que estaba a medio camino entre la ilusión, los nervios y el pánico más absoluto, para qué os voy a engañar. ¿Y si no se apuntaba nadie? (¿Not Alone? ¿A quién le importa eso?) o peor aún... y si se apuntaban!!! Con tales pensamientos en mente me encaminé con mis colegas a desayunar a una churrería que hay a la entrada de Mollina y que, ya el año pasado, se convirtió en el punto obligado de parada por la mañana. Abre temprano, no es caro, está todo bueno y son simpáticos... no se puede pedir más.

Templando los nervios con un rico Cola Cao
Tras ubicar mi mesa y como todavía quedaba tiempo, me dí una vueltecilla por ahí. El pabellón aún no estaba abierto pero me crucé con mi buen amigo Dani, el hombre tras Zenit Miniatures y los juegos de combate táctico Némesis y Kensei. Este encuentro me permitió pasar al pabellón, con la naturalidad del que, sin duda, debería estar allí (aunque no fuera así). Tras charlar un rato con él y disfrutar con las novedades que acaban de salir para Kensei (unas miniaturas espectaculares que deberíais conocer), aproveché para acercarme hasta otra de las tiendas y saludar a +Sendel Círculo de Zerom, quien andaba sacando todavía más material de +Tesoros de la Marca. Charlamos un rato y recogí un pedido que amablemente me trajo hasta las jornadas y así, con un par de manuales y varios juegos de dados Fate, regresé a mi mesa dispuesto a afrontar el reto.

Comencé con el ritual de desplegar toda la parafernalia rolera: lápices, gomas, hojas de personaje, dados y contadores Fate, ayudas de juego... en fin, de todo. Los jugadores comenzaron a llegar y yo comencé a relajarme cuando vi aparecer caras conocidas: +Borja Aguirre+Piero Sagi, Valle y el gran +ignacio raya. En el listado ponía los nombres de dos jugadores más que, por una confusión, los habían inscrito en mi partida y claro, no llegaron. Pero la fortuna hizo que, armados de paciencia, dos personas con ganas de jugar estuvieran esperando y escucharan toda mi explicación sobre el Sistema Fate y la partida. Los invité a sentarse en cuanto vimos que ya no iba a llegar nadie más y así, producto de la casualidad, pude conocer a +Sirio Sesenra y a +Sara Sierra “i Ferrero”. De la partida no voy a dar muchos detalles, tan solo decir que me la llevo como la mejor experiencia que he vivido este año en las jornadas, llena de risas, emoción, momentos de pelillos de punta y la enorme satisfacción de ver a un grupo de jugadores entregados a sus personajes y a la historia que me hicieron disfrutar enormemente y a los que será un placer volver a dirigir siempre que ellos quieran. 

Qué pocas cosas hacen falta para pasarlo en grande
Con el subidón total de adrenalina, nos fuimos a recoger los bocadillos y a hacer cola para apuntarnos a las actividades de la tarde. Allí estuvimos charlando con unos y otros un rato antes de apuntarme (oh, fortuna) a las dos partidas que justo me apetecía probar: Eyes Only por la tarde y Cultos Innombrables por la noche. Y como quedaba un ratito para empezar y la piscina estaba abierta... pues nos dimos un chapuzón para alejar el calor que nos sentó estupendamente.

Frikis en remojo, la viva imagen de la felicidad
La partida de Eyes Only estuvo dirigida por otro tipo increíble al que he tenido la suerte de conocer estos meses atrás durante mi periplo sevillano, Manuel Magno García. La aventura estuvo, sobre todo, muy bien narrada, con una estructura totalmente cinematográfica que, a pesar de las dudas de Manu, no solo no nos confundió sino que nos mantuvo interesados en cómo finalizaría todo. Me ha resultado interesante el trasfondo de Eyes Only y me gustaría saber algo más, seguramente le eche mano al juego a no mucho tardar.

Como la partida terminó temprano, por fin pude pasar por el pabellón y recorrer todas las tiendas en busca de algo en lo que gastar mi dinero, aunque primero había que saludar a más gente porque, para aquellos que no conozcáis el ambiente de los grandes eventos frikis, la gente es lo mejor. De modo que pude saludar de nuevo al staff completo de Nosolorol y poner rostro a +Iván Sánchez, con quien solo había intercambiado correos (al final no hubo ocasión de pasar un rato de charla, como tenía intención, que las jornadas son un no parar y te quedas con ganas de muchas cosas), así como conocer y satisfacer los deseos de +Juan Andújar Molina, que quería que le dedicara su Judío Errante, cosa que hice con gran placer. Saludé a más gente en el pabellón, tanto ese día como los siguientes, compartiendo unos minutos de charla en algunos casos y apenas un apretón de manos en otros. La visita no se saldó sin compras, claro, y terminé por pillarme otros tres juegos de dados Fate que me llamaron a gritos desde un stand... si... otros tres... y lo mejor es que, a pesar de dirigir dos partidas con Fate, en ellas no he tenido la necesidad de tirar un solo dado, por lo que siguen sin estrenar... XD

Tras cenar, por la noche fuimos los tres a jugar la partida de Cultos. Teníamos mucha curiosidad por el juego, La llamada de Cthulhu es una de nuestras ambientaciones favoritas, en realidad todo lo que toque el tema de los Mito, y queríamos saber de qué modo el jugar con los "malos", con aquellos que ansían saber más sobre los Mitos, el poder que proporcionan y los dioses que hay tras ellos, podía ser interesante. Y lo es, vaya que sí. Para introducirnos en el juego, nada mejor que tener como director a +Manuel J. Sueiro, un tipo con un gran sentido del humor y que hizo una introducción al juego con la que ya nos enganchó a todos. La partida fue divertida, con un grupo de personajes bastante impresentable que se comportaron de forma caótica y desordenada, consiguiendo sus objetivos con grandes dosis de torpeza. El sistema es Hitos, el cual ya conocíamos, con un par de reglas adicionales para reflejar el descenso a la locura de los personajes, tan típico de los Mitos. Este lo compraré en cuanto salga porque es de los que tendrá sitio en nuestra mesa de juego. Al terminar la partida nos fuimos unos cuantos a tomarnos algo y pasamos un rato de charla antes de ir a casa. Un rato cortito, que todavía quedaban muchas cosas por delante.

El sábado comenzó más relajado que el Viernes, ahorrándonos el madrugón porque teníamos apalabrada una partida de Star Wars, Al filo del Imperio con +Ignacio Muñiz, aún así arrastrábamos ya algo de sueño por la mañana. La partida contó con un cuarto jugador, un tipo simpático y buena gente que ha sido un placer conocer en las jornadas +Roberto Alhambra Bayo. La partida era un continuo guiño a las películas y lo pasé muy bien llevando a mi droide médico, una suerte de C3P0 que resultó más útil de lo que podría parecer a simple vista. Resolví mis dudas sobre el sistema, que no es nada complicado aunque tenga sus dados de colorines. Ahora solo falta sentirme capaz de crear una buena historia que tenga el espíritu de la saga y compense el desembolso que supone el libraco de reglas (una auténtica obra de arte) y los dados que hay que comprar aparte... pero me da a mí, que ya me conozco, que no voy a tardar en pillarlo... ains... Esa misma mañana tuve el enorme placer de reencontrarme con dos grandes amigos de mi experiencia sevillana de este año, +Kerry Ferner y +Kike Andrada, con los que me fundí en un abrazo, que la buena gente se echa de menos muy pronto.

Tras la partida nos fuimos al pabellón y allí me encontré con un tipo que me ha sorprendido un montón, para bien, por supuesto. Me refiero a +Johny Fight. Y me ha sorprendido porque uno lo ve en sus vídeos, tan serio y formal, con su inglés perfecto y sus gafas de sol, y lo que no espera es encontrarse a un tío jovial, todo sonrisas y buen humor, desprendiendo alegría por los cuatro costados. Una lástima que su visita fuera absolutamente fugaz porque estoy seguro de que me habría divertido muchísimo en su compañía. Habrá mas ocasiones, seguro. Durante un rato le hice de guía turístico de la fauna local, presentándole a todos los Gpluseros que encontramos a nuestro paso.

Por la tarde tenía intención de apuntarme a una partida que dirigía +Elena Guzmán, con la que tengo muchísimas ganas de compartir mesa. De hecho el día anterior habíamos coincidido y así se lo dije, pero al final nos dió un bajón enorme tras comernos los bocatas (compartiendo mesa, mantel y charla con Piero y Valle, una vez más) que decidimos irnos al hotel y, tras un reconfortante baño en la piscina, nos pegamos una horita de siesta reconstituyente. Solo una hora, que Verzobias tenía que dirigir su Orden de Van Helsing. Por supuesto, para cuando llegamos, la mesa de Elena ya estaba completa y me quedé con las ganas. El año que viene volveré a intentarlo.

De este modo, sin mucho que hacer, Frikitardío y yo decidimos recorrer las salas. La primera parada nos llevó a saludar a +Jesús Rolero, quien andaba devorando a parte de los +Rompe Mitos con una manada de zombis mientras el resto jugaba en la mesa contigua a otro juego que no recuerdo. No quisimos interrumpir demasiado y nos fuimos al pabellón. Allí nos abordaron los chicos de Espada Negra que se ofrecieron a enseñarnos su juego cosa que pretendíamos lograr de todos modos y tuvimos ocasión de conocer a +Verion Alendar y a +Guillermo Fernandez Torres, dos tipos muy majos con los que no había tenido ocasión de intercambiar impresiones hasta ahora pero, como son Gpluseros y ya los tengo en mis círculos, espero enmendarlo en el futuro. El caso es que nos pusimos a jugar. Guillemo nos explicó lo básico, echamos unas manos, añadimos más reglas y empezamos a jugar en serio. La primera impresión tras un par de manos, para ser sincero, es que aquello era jugable y rápido, pero sin más. Luego la sensación cambió enormemente en cuanto añadimos la última regla que, justamente, hace que todas las demás puedan cambiar de una partida a otra y, para nuestra sorpresa, descubrimos un juego donde necesitas reinventar la estrategia en cada partida, con una infinita rejugabilidad, apasionante en el "cuerpo a cuerpo" entre dos jugadores (a pesar de la opinión en contra de algún otro que lo ha probado, quizás sin jugarlo lo suficiente), que es igualmente divertido jugando en grupo y que, aunque esta versión no la probamos, por equipos nos dijeron que era una de los modos más divertidos. Y así, tras un rato, acabaron organizando un torneo entre los que estábamos allí que mi amigo Frikitardío ganó y se trajo un juego gratis, pero no contento con ello, desafió a Verion y logró ganarle una partida aunque perdió en su duelo al mejor de tres. En el próximo pedido que haga a Tesoros de la Marca, pediré mi mazo de cartas porque me parece ideal para llevarlo contigo a estos eventos y echarte un par de manos en cualquier rato suelto.

Espada Negra, el juego de cartas. Juegazo.
Tras la cena, la noche estuvo marcada por la Charla Rolera TdN, donde una cantidad enorme de frikis del Mundillo del Rol (si, si, yo también uso la expresión "mundillo del rol") estuvieron charlando y debatiendo sobre el último año, ideas, mecenazgos y otros temas. A pesar de que se comentaron algunas cosas interesantes, en mi opinión había demasiada gente para que aquello fuera fluido y tampoco tengo claro como o quién decidió las personas que iban a participar en la charla. Conozco, aunque solo sea por leerlos habitualmente, a la mayoría de los que estaban allí arriba, de modo que no tenía nada que objetar a la elección, pero creo que hay gente que faltaba (si, ya se que he dicho que había demasiada gente, nunca dije que mis opiniones no pudieran ser contradictorias :-P). La charla tuvo varios momentos interesantes de debate y en otros se alargó en exceso (aparte de que empezó un poco más tarde de lo esperado). Después tuve ocasión de saludar en persona un segundo a +Oscar Iglesias y conocer así al hombre tras el pato :-D. La mayoría de los participantes en la charla y muchos de los que había entre el público tomaron rumbo a pasar la noche de charla en un local cercano, lamentablemente mi falta de criterio me hizo colocar dos partidas para dirigir el domingo y me parecía una falta de respeto para los jugadores el llegar reventado y sin dormir, por lo que decidí que lo más sensato era tomar el camino al hotel y descansar unas horas.

Que formalitos, como si no los conociéramos ya a todos...
Y así llegó el último día de jornadas, un día en el que me enfrentaba al reto de dirigir un juego que me gusta mucho pero que tiene sus dificultades a la hora de conseguir una diversión y un reparto de tiempo equilibrado entre sus protagonistas, me refiero al magnífico La Mirada del Centinela. Tras disponer todo para la partida me llevé la sorpresa de ser abordado por el grupo vikingo al completo de +WalhallaRol. Ninguno de ellos conocía ni el sistema ni el juego, pero se tiraron rápidamente a consultar las fichas de los personajes y a elegir sus favoritos. Sin embargo, tras la explicación de los entresijos de la ambientación, creo que todos cambiaron su primera elección por otra diferente. Fueron tres horas en las que el Centinela y sus compañeros, en sus versiones de 1997, tuvieron que enfrentarse a la aparición de un nuevo villano en Betlam: el Gran Galletín y su Circo Macabro. Tres horas de pura diversión, con los jugadores interpretando sus personajes y sacándoles todo el jugo. Creo que los cinco lo pasamos en grande y disfrutamos de un estupendo número del Centinela.

Todo preparado para vivir una aventura en el Ciclo de la Violencia
Por la tarde ya solo quedaba la última experiencia de las TdN, ya que planeábamos marcharnos tras las partidas y estar en nuestras casas a tiempo de cenar algo y acostarnos. Nuevamente me tocaba dirigir a Not Alone y una vez más me encontré con una magnífica respuesta y un grupo de jugadores con muchas ganas de pasarlo bien. Mi amigo +Kike Andrada, quien se perdió la partida cuando la dirigí en Sevilla, se apuntó a jugar y completó el grupo, lo que me hizo mucha ilusión. Salió una sesión redonda, con momentos dramáticos, heroicos y cómicos. Todo el mundo lo pasó bien y algunos se interesaron por averiguar dónde podían seguir el proyecto Not Alone (aquí, este es el sitio, bienvenidos. No olvidéis saludar :-D).

Tras recoger el material, última batida para despedirnos de los que nos diera tiempo a encontrar, paso por el hotel y vuelta a casa, donde recibí una llamada de Iñaki, de +El Cuartito de los Roles que me estaba buscando en el salón de actos, que por lo visto me había tocado uno de los premios... lástima, eso habría redondeado unas jornadas que ya habían sido magníficas... :-D

La delegación de "El Dado Blanco" a punto de dejar Mollina, muy satisfechos.
Y hasta aquí la experiencia. El año que viene repetiremos, como no. Volveré a jugar, volveré a dirigir y, por supuesto, volveré a compartir ratos de charla y a poner rostro a los nuevos y viejos amigos de las redes sociales. Un saludo a todos aquellos que no he mencionado todavía y que tuve ocasión de saludar, fueron muchos y, si me dejo alguno, espero no me lo tengan en cuenta: +Rafa Falopowel+Enrique J. Vila+Rodrigo García Carmona+Pedro Gil+Pedro J. Ramos+Jose Valverde+Athal Bert+Juan F. Donoso+Luis Fernández+Francisco Blanca+Gonzo Bríos+Ricard Ibáñez+Jokin García+Gumer Coronel Pérez, así como a todos aquellos que no supe buscar, no logré encontrar o no pude reconocer. Espero, sinceramente, que podamos coincidir en la próxima, aunque sean unos minutos :)

Saludos!