Páginas

martes, 13 de noviembre de 2012

Una chica especial

La chica del título es mi hija, Isabel. Supongo que todos o casi todos los padres piensan lo mismo de sus hijos: que son distintos, únicos y especiales. Sin duda llevan razón, pero tengo que dedicarle una entrada en el blog porque es que mi hija nunca deja de sorprenderme.

Está a solo unos dias de cumplir ocho años y tengo que confesar que estoy muy satisfecho con el trabajo que su madre y yo llevamos haciendo desde que nació. Ser padre es muy difícil y no hay nadie que te enseñe como hacerlo correctamente pero, modestamente, creo que no vamos mal.

Ella tiene, como todos los crios, sus defectos... en particular mi hija es desordenada en extremo y, a pesar de tener una memoria sorprendente para lo que le interesa, para lo que no... ufff... cien veces que se lo repitas. Y tozuda, lo que a veces es un defecto y otras una virtud.

Sus puntos fuertes son muchos y no me voy a poner aquí en plan padre baboso contando las excelencias de mi pequeña, mi favorito es ese punto de "madurez" mezclado con la ingenuidad de su edad que le hace inventarse cosas como ésta:

Ayer se dedicó durante un rato a escribir una carta. Esta mañana me ha dado por mirarla y me he encontrado con que la carta se la ha escrito a si misma. Esta es la portada, toda una declaración de amor propio.


Como no es una carta privada (el otro día escribió una para su primo y está cerrada a cal y canto en un sobre, advirtiéndonos seriamente de que no podíamos leerla), la curiosidad me ha llevado a abrirla. Esto es lo que me he encontrado...


Por si no lo veis bien lo que dice es:

"Hola Yo, ahora se que tienes 12 pero cuando te escribí la nota solo faltaban 4 días para que cumpliera 8.
Espero que tu vida sea genial como la de ahora.
Te quiero hacer preguntas

1ª ¿Te sigue gustando Sandro?   Si [ ]   No [ ]
2ª ¿Y Manuel?    Si [ ]   No [ ]
3ª ¿Sigues con tus amigas?   Si [ ]  No [ ]
4ª ¿Lucia1 sigue siendo mala?   Si [ ]  No [ ]"

Voy a intentar guardarla a buen recaudo hasta que mi hija cumpla los doce años  :)