Páginas

domingo, 12 de enero de 2014

InSpectres, el juego de rol

Como muchos ya sabéis sigo en Sevilla haciendo una sustitución en el I.E.S. Politécnico, y alojado en casa del muy amable señor Sacaluga. Pues bien, el jueves surgió la oportunidad de visitar por primera vez el local de la asociación El Dirigible y disfrutar de una tarde de rol junto al actual presidente y un par de miembros de la misma (como diría alguno de nuestros estúpidos políticos, concrétamente con un miembro y una miembra...) El juego escogido fue uno llamado InSpectres, del cual yo no conocía ni siquiera su existencia hasta hace unos días.

 InSpectres

En este juego los personajes son gente "normal" (aunque los nuestros eran bastante raritos y bastante frikis), que trabajan para una franquicia de cazadores de fantasmas y monstruos (la que le da nombre al juego), a la que le gente acude en busca de solución a diferentes problemas de índole paranormal.

El sistema de juego es extremadamente sencillo, utilizando una serie de d6 en función de tus habilidades y de los recursos de que dispone tu franquicia. En función de los resultados obtenidos en las tiradas la historia se va construyendo, unas veces por parte de los jugadores y otras por parte del Máster.

El punto cachondo y surrealista lo da el confesionario. Resulta que la franquicia vive sus días como si se tratara de un reality y sus intervenciones son grabadas y emitidas, en algunos casos por televisión y en las franquicias más cutres mediante vídeos grabados con el móvil y subidos a youtube. El confesionario forma parte de esas emisiones televisivas al estilo de cualquier reality en el que los protagonistas hablan directamente a la cámara, revelando situaciones que no fueron grabadas y trapos sucios de otros miembros de la franquicia.

Cada jugador puede acudir al confesionario una vez por escena y lo más cachondo es que todo lo que se dice en el confesionario es cierto y se incorpora inmediatamente a la trama, sea lo que sea, normalmente con declaraciones que provocan las carcajadas de muchos y la indignación de alguno :)
La trama se va resolviendo conforme los jugadores van obteniendo éxitos en las tiradas, finalizando al conseguir una cantidad determinada de puntos.

Jugamos dos partidas divertidísimas, totalmente distintas, totalmente surrealistas, pero la verdad es que es un buen juego para, sobre la marcha, montar una sesión una tarde. Podéis echar un vistazo en busca de más detalles, en la página de su autor: http://memento-mori.com/inspectres/.

Saludos!